eliminar acaros

Como eliminar acaros

Los ácaros son unos pequeños arácnidos que producen infestaciones en muchos hogares de todo el mundo y pueden causar problemas de alergia en una gran parte de la población.

El calor y la humedad son los factores principales que influyen en la aparición de los ácaros. En casa suelen habitar en sábanas, paredes, cortinas, alfombras, peluches, colchones, sofás, etc., donde encuentran alimento y refugio.

Como los ácaros son unos conocidos alérgenos que pueden provocar reacciones alérgicas en muchas personas, es importante detectarlos y eliminarlos antes de que la infestación se haga más grande. En este artículo te contamos como eliminar ácaros y como prevenir su aparición en casa.

Como eliminar ácaros en casa

Para matar a los ácaros en casa primero debes conocerlos un poco y saber por qué han aparecido en tu hogar y cómo viven.

En nuestras casas los ácaros se alimentan de pequeñas escamas de piel muerta que las personas desprendemos y se depositan en la cama, el suelo o el sofá, por eso es muy importante la limpieza.

Además estos pequeños artrópodos viven mejor a una temperatura aproximada de 25°C y una humedad en torno al 60-80%. Lo que quiere decir que a los ácaros les gusta el calor y la humedad, por eso es debes ventilar bien tu hogar y controlar la humedad ambiental.

Si quieres eliminar los ácaros en casa sigue estos consejos:

  • Baja la humedad en tu hogar, sobre todo en los dormitorios. Abre las ventanas varias horas al día y procura no tener ropa húmeda dentro de casa, como por ejemplo las toallas de la ducha.
  • Baja la temperatura cuando no estés en casa apagando la calefacción y abriendo las ventanas.
  • Realiza a menudo una limpieza pasando la aspiradora por moquetas, alfombras, sofás, colchones, cojines y almohadas.
  • Usa fundas especiales antiácaros en los colchones para impedir que los ácaros habiten en las camas.
  • Pasa un aspirador por el suelo en vez de una escoba.
  • Lava la ropa de cama a una temperatura superior a 60ºC, el calor matará a los ácaros.
  • Limpia el polvo usando una bayeta húmeda, si utilizas un plumero puedes ayudar a los ácaros a expandirse a otras zonas.
  • Evitar acumular muchos objetos textiles, como cojines, peluche, etc.
  • Utiliza acaricidas para matar a los ácaros instantáneamente si los tienes localizados.
  • Contacta con una empresa de control de plagas. En caso de que tengas una gran infestación en casa o en tu negocio ponte en manos de profesionales del control biológico.
acaros en casa

Como prevenir ácaros en casa

Al contrario de lo que mucha gente piensa, los ácaros no son insectos, pertenecen a la familia de los arácnidos al igual que las arañas y las garrapatas.

Estos artrópodos viven mejor en lugares con una humedad relativamente alta, por lo que si hay ácaros también es posible que haya hongos y moho y viceversa. Es decir, que si tienes hongos o moho en las paredes es posible que también haya una infestación de ácaros en tu hogar y aún no lo sepas.

Si quieres prevenir la aparición de estos incómodos visitantes y de camino evitar la aparición de moho y humedades en las paredes sigue estos consejos:

  • Elimina el polvo en casa con regularidad utilizando aspiradora.
  • Haz limpieza frecuente de armarios y almacenes.
  • Lava la ropa de cama frecuentemente a alta temperatura.
  • Limpia las paredes de moho y hongos con un paño húmedo y utiliza pintura especial para prevenir su aparición.
  • Reduce la decoración en casa y limpia las superficies con pañol húmedos.
  • Ventila tu casa al levantarte, después de las duchas y después de usar una plancha con vapor para la ropa para evitar la concentración de humedad.
  • No mantengas una temperatura alta en casa durante todo el día. Apaga la calefacción y airea las estancias para evitar la reproducción de los ácaros.

Problemas ocasionan los ácaros de la humedad

La presencia de ácaros aumenta el riesgo de padecer enfermedades respiratorias y pueden agravar otras como la alergia al polvo o la rinitis alérgica. Incluso puede agravar el asma de las personas que lo padezcan. Los ácaros también pueden provocar dermatitis atópica y/o erupciones cutáneas.

Además los bebés son más vulnerables y propensos a contraer asma y conjuntivitis por la presencia de ácaros al no tener el sistema inmunitario tan desarrollado como el de los adultos.