remedios para las picaduras de mosquitos

Remedios caseros para las picaduras de mosquitos

Las picaduras de mosquitos son un problema que afecta a la mayoría de las personas. Ancianos, adultos, jóvenes o niños, todos han sufrido la molestia que causa la picada de este insecto.

Estas picaduras producen ardor porque al extraer la sangre, los mosquitos dejan su saliva, la cual tiene anticoagulantes y proteínas que producen una respuesta inmunitaria al liberar histamina. Esta es la sustancia que produce la hinchazón y el picor en la piel característico de estos insectos.

Aunque la mayoría de las picaduras de mosquitos son inofensivas para el ser humano, esto no quiere decir que no sean molestas y hagan que las personas se rasquen hasta más no poder.

En este artículo te brindaremos una lista con los mejores remedios para las picaduras de mosquito. Todo son remedios caseros con ingredientes naturales, así que ¡toma nota!

Consejos y remedios para las picaduras de mosquitos

1. Polvo de avena

La avena es uno de los remedios más efectivos a la hora de reducir el ardor provocado por la picadura de mosquito. En cualquier farmacia o supermercado se puede encontrar polvos de avena, que es un producto que viene listo para ser mezclado con agua.

Esta mezcla se debe aplicar en la zona afectada durante 10 minutos y después lavarse con agua fresca.

2. Agua fría

El agua fresca y el hielo son ideales para bajar la inflamación de las picaduras de mosquitos y tienen un efecto analgésico único. Si sufres picor, puedes colocarte una compresa fría humedecida en agua con hielo en la zona afectada.

Es importante que no apliques el hielo directamente sobre la picadura pues puede dañarte la piel y ser peor el remedio que el problema.

3. Jugo de aloe vera

Esta es una de las plantas medicinales más valiosas que existen. Las hojas de aloe vera contienen un gel refrescante y antiinflamatorio que funciona muy bien con la picadura de mosquitos. Solo hay que aplicar el jugo de la planta sobre la piel afectada por las picaduras y dejar que se seque para que haga efecto.

4. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato es bien conocido por sus múltiples usos. Pero muy poca gente sabe que se puede aplicar en casos de picaduras de mosquitos. Haciendo una pasta de bicarbonato con agua podemos conseguir un antiinflamatorio efectivo. Esta mezcla se deja actuar por 10 minutos sobre la picadura y luego se lava con agua.

5. Hojas de albahaca

Expertos naturistas señalan que la planta de albahaca tiene el poder de ahuyentar a los mosquitos. Y es verdad, las hojas de esta planta poseen cuatro compuestos que son repelentes: el estragol, el citronelon, el limoneo y el transnerolidol. La albahaca también tiene eugenol, que alivia la reacción de la picadura.

6. Tomillo triturado

El tomillo tiene propiedades antibacterianas y por ello se usa para aliviar el picor que producen las picaduras del mosquito y sus síntomas. Además, ayuda a reducir el riesgo de que la picada se infecte al rascarse.

Al igual que la albahaca, hay que aplicar las hojas frescas trituradas finamente en la picada.

7. Melisa troceada

La melisa se usa para tratar las inflamaciones digestivas y para reducir la ansiedad. Y también está indicada para aliviar las picaduras de mosquitos. Para que esta planta tenga el efecto deseado, hay que poner las hojas troceadas sobre la picadura. También se pueden comprar productos hechos a base de esencia de melisa y aplicarlos directamente.

8. Agua de hamamelis

El agua de hamamelis se pueden adquirir en herbodietéticas y farmacias. Es muy eficaz a la hora de limpiar, reducir la inflamación y mejorar la curación de cortes y raspaduras, por lo que está indicada para las picaduras de mosquitos. Se puede aplicar con un bastón de algodón en la zona afectada.

9. Preparado de manzanilla

La manzanilla se toma para cuando se padece de pesadez digestiva y sirve, además, para reducir la inflamación y el picor que causa una picadura de mosquito. Lo que hay que hacer es poner una bolsa de manzanilla en un vaso de agua fría y dejarla en el refrigerador por media hora.

Luego, se exprime el exceso de agua de la bolsa y se coloca en la zona afectada por espacio de 10 minutos.